VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

jueves, 19 de enero de 2017

Lucas Rodríguez, de estar cerca del retiro a ser una esperanza para Argentina

En 2015 se fracturó una vértebra en un accidente de tránsito. Pensé que nunca más volvería a jugar, dice el jugador de Estudiantes. En este plantel, es quien tiene más rodaje en Primera.
Sudamericano Sub 20: Lucas Rodríguez, de estar cerca del retiro a ser una esperanza para Argentina
Lucas Rodríguez, con la pelota bajo la suela.Foto: Lucía Merle

La vida, al igual que el fútbol, pone a prueba a cada persona y siempre dan revancha. En octubre de 2015, Lucas Rodríguez intentaba dar sus primeros pasos en la Primera de Estudiantes de La Plata bajo la conducción de Gabriel Milito. Sin embargo, una dura prueba se le puso por delante. Volviendo de una salida con amigos, el mediocampista estuvo involucrado en un accidente de tránsito que casi lo hace abandonar el fútbol: el auto en el que Tití viajaba en la parte de atrás embistió a otro vehículo y él sufrió la fractura de una vértebra cercana a la médula, lo que puso en riesgo su capacidad motriz. Apoyado en sus seres queridos, Rodríguez superó el accidente y la posterior operación. Y hoy disfruta de un presente que lo tiene como una de las figuras del seleccionado argentino Sub 20 que esta noche debutará ante Perú en el Sudamericano de la categoría.

Sudamericano Sub 20: los desafíos de una Selección sin ausencias, pero con un técnico inesperado

“En el momento del accidente no pensé que todo era tan grave. Después caí y me puse mal, completamente bajoneado. Pero tras la operación estuve mejor. Me ayudó mucho toda la gente que me fue a ver o los que me mandaban mensajes. Gente del club, mis amigos, mi novia y mi familia se preocuparon por mí y eso me tranquilizó mucho. Esa paz que ellos me dieron fue clave para volver de la mejor manera”, le cuenta Tití a Clarín en Ibarra, su nuevo hogar durante la primera fase del torneo Sudamericano de Ecuador. Más allá del grave accidente, la recuperación del mediocampista fue más rápida de lo previsto, por lo que a los cuatro meses ya había retornado a las canchas. “Pensé que no iba a poder volver a jugar a la pelota, pero por suerte pude salir adelante”, recuerda.
Ahora el panorama es completamente distinto. Con 38 partidos en la Primera de Estudiantes, Rodríguez es el jugador con más experiencia de los 23 pibes argentinos que se encuentran en Ecuador. Sin embargo, esto no lo afecta para nada: “Con Santiago (Ascacibar, también compañero en el club platense) somos de los que más partidos tenemos, pero no lo tomo como una presión. Tener un poco más de experiencia te permite ayudar a otros compañeros que no han tenido tantos minutos en Primera. A mí me juega a favor”, reflexiona.
Hábil con el balón en sus pies y con buen olfato goleador a pesar de ser volante, Tití no siempre jugó cerca del arco rival. Llegó a Estudiantes a los 10 años, en 2007, y en esos primeros pasos en el fútbol fue ubicado como lateral izquierdo. El paso del tiempo y la mirada de los diferentes técnicos hicieron que su puesto cambiara por el que ocupa hoy, el de volante ofensivo por izquierda. “Claudio (Ubeda) me pide que haga más o menos lo mismo que hago en Estudiantes: que encare, sea vertical y trate de llegar al gol siempre que pueda”, sostiene.
Mirá también

Sudamericano Sub-20: Brasil debutó con un triunfo

Admirador de Ronaldinho, Tití tiene ahora la chance de tomarse revancha de aquel accidente con la camiseta de Argentina. “Estoy ansioso y con muchas ganas de que empiece el torneo. El tiempo que tuvimos para entrenarnos en Ezeiza y en Ecuador nos sirvió y lo aprovechamos al máximo. Todos tenemos el mismo objetivo, que es llevar a la Argentina a lo más alto. Esto se vive una sola vez. Sabemos que serán partidos duros, pero hay equipo para poder pelear por el título”, remarca, esperanzado. Una nueva prueba se le presenta a Lucas Rodríguez. Pero en este caso es de las que se disfrutan.

No hay comentarios: