VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

viernes, 9 de septiembre de 2016

La pasión no conoce de distancias

En Catamarca hay un Estudiantes que se coronó campeón el pasado fin de semana. Te contamos la historia del pincha de La Tablada. Además de compartir los colores, llevan adelante la pasión del fútbol femenino y la lucha por el reconocimiento de la mujer en el deporte. 

1.188 kilómetros separan a las ciudades de La Plata y San Fernando del Valle de Catamarca. Sin embargo para el sentimiento no existen distancias ni barreras y si convergen similitudes en los deportes. Estudiantes de La Tablada y Estudiantes de La Plata no solo comparten nombre, sino que los une la pasión por el fútbol femenino.

La historia pincha tiene cientos de capítulos e historias y algunas trasladadas al interior del país. Hace 65 años, en el barrio La Tablada (Catamarca) nacía el club Estudiantes. La institución adoptó nombre, símbolos y los colores albirrojos gracias a que uno de sus fundadores era hincha del pincha.

En estos años, el conjunto catamarqueño ha logrado participar en los Torneo del Interior (masculino) y ha conseguido destacarse en el fútbol femenino de la provincia desde 2012,. El pasado domingo, el equipo de Estudiantes de La Tablada se adjudicó el título en la Liga Tinogasteña de Fútbol (el segundo en su historia) y logró trascender las distancias. 

Más allá de lo que significa ser campeón, lo destacado es que a lo largo del campeonato y tal como ocurre desde sus comienzos lo hicieron vistiendo el color rojo y blanco. Las camisetas, marcas Adidas, similares a la que usó el plantel profesional el año pasado se colgaron una estrella en el corazón, esta vez en el norte del país.

Además comparten algo más importante. La lucha constante por el sentido de pertenencia del deporte y revindicar a la mujer en el fútbol. Esfuerzo, identidad e igualdad son solo alguno de los ideales por los que trabajan cada fin de semana en una cancha.

De un lado, Bettina Stagñares. Del otro, Rodolfo Rivero. Ambos directores técnicos que tienen como misión la de encaminar a las generaciones de mujeres que se interesan por el fútbol femenino y con el correr del tiempo dejar un legado para la disciplina. 

El plantel catamarqueño está conformado en su mayoría por jugadoras que son madres, algo similar ocurre en La Plata. Muestra clara de que con constancia se puede llegar a grandes objetivos, poniendo el ejemplo para las más jóvenes y abriendo caminos al futuro.

En este escenario la igualdad de sensaciones las emparenta. Todo con una misma finalidad, patear una pelota de fútbol para combatir a contratiempos que se plantan como enemigos, sin importar las distancias que separen a unas de las otras.


Agradecimientos. Juan Bernardo Vega (Periodista Deportivo de Catamarca) y Carlos Bazán (Pte. Estudiantes de La Tablada)

Fuente:http://www.rugidopincha.com.ar

No hay comentarios: