VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

domingo, 26 de junio de 2016

Partido por la Paz: tras la suspensión, el descargo de Estudiantes



Tras confirmarse la suspensión del Partido por la Paz, que iba a jugarse el próximo 10 de julio en el estadio Ciudad de La Plata, el club Estudiantes de La Plata emitió un comunicado aclarando que no recibió “ningún tipo de comisión o dinero alguno por la presencia del presidente, Juan Sebastián Verón, en ocasión de la presencia del Papa Francisco en Roma semanas atrás”.
“Esta institución, ni ningún representante de ella, ha recibido algún tipo de remuneración, de viáticos ni de pasajes, para el viaje del presidente Juan Sebastián Verón en oportunidad de visitar a Su Santidad, el Papa Francisco, en vías de la organización del 
Partido por la Paz que iba a disputarse en el Estadio Ciudad de La Plata y ha sido cancelado. En dicha oportunidad, Verón viajó a Italia de regreso de la gira por Malasia junto a los juveniles de la institución, para luego disputar el Ultimate Champions Match el pasado 27 de mayo con leyendas del fútbol mundial, en la previa de la final de la Champions 
League que fue invitado a presenciar. Luego continuó con su viaje rumbo a Nueva York para disputar el 5 de junio un partido a beneficio de la Fundación Youri Djorkaeff”, explicó la institución.
Así, el Pincha buscó desligarse de todas las sospechas que giran en torno al polémico partido que finalmente no se jugará en nuestra ciudad. 
Tal como anticipó Hoy, el evento habría quedado trunco por el malestar del Papa con respecto a la Fundación Scholas, al aceptar una donación de 16 millones de pesos del gobierno argentino. Días atrás, Francisco había apuntado contra la organización del encuentro, denunciando la trama de corrupción existente alrededor del estadio de 32 y 25, cuya construcción costó 100 millones de dólares y que fue utilizado por las diferentes administraciones provinciales para oscuros manejos políticos: es por demás ilustrativo que el exgobernador, Daniel Scioli, haya despilfarrado millones en pintar sus tribunas de naranja y que la actual gobernadora, María Eugenia Vidal, haya recurrido a los recursos públicos para colorearlas en tonos gris y blanco.
Esta suma de irregularidades desencadenaron en el estricto pedido del Sumo Pontífice a las autoridades de Scholas, a las que les ordenó suspender el partido solidario, ante el temor de que “comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, según les escribió en una dura misiva.


Fuente: diariohoy.net

No hay comentarios: