VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

martes, 12 de abril de 2016

La historia detrás del penal de Estudiantes: el error de Lucchetti en su descargo y por qué pateó Schunke

El Pincha venció 3-2 a Atlético Tucumán con un gol desde los 12 pasos en el último minuto; Luchetti había detenido el disparo, pero el árbitro lo hizo ejecutar de nuevo

 Mastica bronca. Tiene ganas de llorar, de insultar, de no estar ahí. Afloja sus guantes, mientras mira de reojo al árbitro de partido y sus colaboradores. No quiere hablar, sólo apurar su paso para recluirse lo antes posible en el vestuario visitante del Estadio Único de esta ciudad. Cristian Lucchetti está seguro de que pudo ser el héroe de la noche, aunque también sabe que no lo logró o que no lo dejaron. Que no fue. "Si no te enojas, es porque no tenés sangre", siente el arquero de Atlético Tucumán, que declarará esas mismas palabras frente a los periodistas antes de emprender el regreso.
Anoche, Estudiantes venció 3-2 al Decano, uno de los equipos sensación del torneo de Transición, con un penal en el último minuto de juego. Pero con una polémica: el arquero le detuvo el disparo a Jonathan Schunke, pero el referí Fernando Espinoza, a instancias del juez de línea, lo hizo ejecutar de nuevo y el defensor Pincha no falló la segunda oportunidad. Por eso, el enojo del Laucha y de toda la delegación tucumana.

Fueron pocos los integrantes de Atlético Tucumán que decidieron opinar sobre el tema. El primero fue el delantero Cristian Menéndez, que habló con el periodista de la transmisión oficial. "Cuando te expulsan un jugador de visitante, tienen que compensar siempre (Auzqui vio la roja en el Pincha en el primer tiempo). No pudimos marcar la diferencia con un hombre más. Parecía que nos llevábamos un punto. Pero rato, todo muy raro", se limitó a declarar.
Si lo del árbitro fue correcto o no lo tienen que decir ustedes. Lo que sí me da bronca es que el esfuerzo de los jugadores quedó en la nada (Azconzábal)
También opinó el presidente del club, Mario Leito: "Estamos comenzando a pagar el derecho de piso en Primera. Ésta es la realidad del fútbol argentino. Estas cosas le hacen mal a nuestro fútbol (...) Después uno escucha que en la calle te roban o te matan. Acá te roban... en las canchas". Y agregó, según consigna el diario La Gaceta de Tucumán: "Nos vamos con mucha bronca. ¿Ustedes recuerdan cuándo se hizo patear un penal de nuevo?".
Sin dudas, la opinión más esperada fue la de Lucchetti. ¿Habló el arquero? Sí ¿Qué dijo? Lo que sintió en aquella caminata hacia el vestuario: "Primero no es penal, no es normal lo que cobra. Lo atajo y lo hace patear de nuevo. Si no te enojas, es porque no tenés sangre". Luego, como detalla la cuenta de Twitter @Sentidecano, agregó: "Nunca me paso esto, hace 20 años que juego y nunca me cobraron que me adelante". Pero el uno cometió un error, porque ya le habían cobrado un fallo así: en 2004, cuando vestía la camiseta de Santos Laguna, le detuvo un penal a Rolfi Montenegro en la definición desde los 12 pasos frente a River, por los octavos de final de la Copa Libertadores, y el disparo se tuvo que repetir.

Por qué pateó Shunke
Schunke no es el ejecutor de penales designado por Nelson Vivas, el entrenador de Estudiantes. Por eso, que haya tomado la responsabilidad en un momento de tanta presión llamó la atención de los hinchas pinchas y de los medios que estuvieron presentes en el estadio. Durante la rueda de prensa, uno de los periodistas se sacó la duda y le preguntó al DT por la decisión.
"Apenas sanciona el penal lo primero que pensé es que no estaba Gastón (Fernández) ni (Lucas) Viatri (había sido reemplazados) dentro del campo de juego, y que no habíamos designado un ejecutante. Fui a preguntarle al Chavo (Desábato) y a Gastón para ver quién podía ser el pateador. La pelota ya la había agarrado el Flaco (Shunke) y ellos me habían dicho el Flaco", explicó Vivas.

No hay comentarios: