VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

domingo, 28 de febrero de 2016

La sanjuanina desconocida que brilla en Estudiantes LP

Se llama Lucila Bergé, tiene 23 años y es una de las artilleras de la Liga femenina. Nacida en la cantera de Ausonia, con sólo 18 años emigró hacia el club pincharrata.


Por Carla Acosta
cacosta@tiempodesanjuan.com

A los nueve años de edad descubrió la pasión por el voley en el club Ausonia, en donde jugó todas las divisiones inferiores y logró hacer buena cuna para luego dar su gran despegue en lo deportivo a Estudiantes de La Plata. Se trata de Lucila Bergé (23), la joven hija de Jaime -presidente de la Cámara Minera- que la rompe en la Liga femenina, siendo goleadora y un pilar fundamental en el esquema pincharrata. 

La sanjuanina desconocida que brilla en Estudiantes LPEn cada partido se destaca por su entrega, su actuación y sobre todo por su calidad para marcar puntos. Sin ir más lejos, en la victoria de Estudiantes sobre Ciudad de Buenos Aires por 3 a 0, en la segunda fecha de la Liga, Lucila marcó 18 puntos. Aunque ahora no lleva su cuenta personal de puntos en lo que va del torneo, es conciente de que en sus manos hay talento. "El año pasado me lesioné el hombro y estuve seis meses sin jugar. Ahora ya estoy bastante insertada y eso hace que al equipo le vaya bien y las individualidades salgan a la luz. Por ahora con el equipo intentamos ir lo más lejos posible”, destacó la punta-receptora. 

De niña, Lucila se topó con el voley en el club Ausonia, en donde también jugaba al tenis. Pero lo suyo con la raqueta fue un romance de escaso tiempo, ya que después decidió dedicarse de lleno al deporte de la red. "Creo que fue por influencia de mis entrenadores y del deporte en equipo que me hizo optar por el voley, ya que me gustaba jugar en grupo y no individualmente”, agregó.  

En inferiores viajó por todo el país, vistió la camiseta de la Selección Sanjuanina y hasta de la Selección Argentina. Pero el salto lo dio a los 18 años, con la secundaria recién terminada, cuando se fue a jugar a Córdoba tres meses y luego a Estudiantes, en donde ya lleva cinco años: "En Córdoba me vio la gente de La Plata y me llamaron para jugar. Acá me escribí en la facultad y ya definitivamente me instalé. No me costó ya que me había pasado que viajaba bastante por torneos de inferiores. Además, se dio la casualidad de que mis hermanas se vinieron a estudiar a La Plata y todo fue más fácil porque estaban ellas. Al principio sí fue difícil porque todo era diferente pero con el tiempo me adapté y hoy me siento una platense más”. 

Sus padres viajan constantemente a verla, de hecho, su papá Jaime es su gran seguidor en el voley: "Desde que me fui de San Juan se metió en la Federación de voley más que nada por mí. Siempre estuvo interesado y quiso ayudar al deporte. A Estudiantes va a verme, me alienta y sigue mucho”. 

Lucila es crack en el deporte y también en la facultad, ya que es una excelente estudiante en la carrera de Diseño Industrial y apenas le restan dos años para recibirse. Según expresó, el deporte y la Facu, paralelamente, lo lleva con tranquilidad y sin demasiado estrés. "Al principio costaba un poco por el hecho de los horarios y cuando sos joven priorizas el voley por cuestiones de gusto. Pero ahora intento equiparar las cargas como para no dejar de lado la facultad que es importante y me gusta. Mientras me lo permita voy a seguir jugando al voley y después se verá”, comentó Bergé. 

Tres de Lucila

Verdinegra y pincharrata: "Soy bastante fanática del Verdinegro aunque sigo a Estudiantes. Al Hilario Sánchez voy cuando estoy en San Juan. Me pasó de verlo contra el Pincha en La Plata y tuve que estar muda (risas)”. 

El auge de las sanjuaninas: "No me sorprende porque la Universidad trabaja a la par de los equipos grandes de toda Argentina. En inferiores siempre va a torneos y siempre busca a las mejores jugadoras dentro de san Juan”. 

La Selección Argentina Mayor: "Lo llevo con mucha tranquilada porque también tengo un estudio y una carrera que le doy mucha importancia. Si llega una convocatoria a las Panteras, uno se lo plantea”. 

No hay comentarios: