VERON11

VERON11

LA TRIBUNA

domingo, 7 de febrero de 2016

Estudiantes vs Gimnasia

Escribe ADOLFO DE GRACIA

A no confundirse, Estudiantes vs Gimnasia no significa “Educación (Por Estudiantes) vs Deporte (Por Gimnasia)”, sino que son dos equipos de fútbol de la Ciudad Universitaria de La Plata, que el domingo pasado, en un partido ¿amistoso? dieron un vergonzoso ejemplo al tomarse a las trompadas los jugadores de ambos equipos, por lo que debió suspenderse el encuentro antes de su finalización. O sea que estamos muy lejos de que verdaderamente haya sido “Educación vs Deporte”. Yo creo que se ha llegado a un extremo en el que las autoridades tendrían que tomar decididas cartas en el asunto porque es absolutamente pernicioso para las mentes jóvenes que quieren dedicarse al futbol o a cualquier deporte, el malísimo ejemplo que dieron los jugadores de esos dos equipos.

A esos señores, que seguramente deben ganar una buena cantidad de pesos, se les debería aplicar severas sanciones ecónomicas y deportivas, y no solo a ellos sino también a sus equipos o a quienes resulten corresponsables de los desmanes. Pero claro, es dificil que ello suceda pues estamos acostumbrados a que no se apliquen sanciones, o que las sanciones que se aplican sean sumamente livianas o que las disminuyan, como sucedió días pasados, lo que contribuye a que la violencia en el fútbol siga creciendo, vaya uno a saber hasta qué límites.

Señores Directivos del fútbol, hay que parar la mano, porque si Ustedes no intervienen con la severidad que corresponde, la ciudadanía puede llegar a pensar que les interesa la violencia o que hay intereses monetarios de por medio.

Y si no, estimados Vecinos, fijensé lo que está sucediendo en la FIFA, que parecía una institución impoluta, al margen de toda corrupción y sin embargo, su propio Presidente cayó en la volteada.El poderío económico de la FIFA es tan significativo que sólo le falta poseer un territorio, como cualquier nación. Y no estaría entre las más pobres.

Se tendría que imitar la conducta de los hinchas en Europa, que en los estadios no hay ni fosos ni alambradas. Acuerdensé de Carlitos Tevez en Inglaterra, que cuando hacía un gol lo festejaba arrojándose en medio de los hinchas que estaban cómodamente sentados en la tribuna, casi al borde de la cancha y que lo recibían con sonrisas por el original festejo del Apache.

Pero para que las cosas cambien en el fútbol, también tenemos que poner nosotros nuestro granito de arena.¿Cómo? Muy sencillo: No consumiendo cualquier violencia, apagando el televisor cuando repiten hasta el hartazgo un hecho violento.

Carlos Marx, muy ateo él e inventor del comunismo moderno, dijo que: “La Religión es el opio de los pueblos”. Dejando de lado la ofensa que eso significa a los que practican una Religión y a raíz de la violencia creciente que se manifiesta con demasiada frecuencia en el futbol argentino, tanto en las tribunas, como lo sucedido ayer en el partido ¿amistoso? entre Estudiantes y Gimnasia, alguien dijo que habría que copiar a Carlos Marx, cambiando las palabras “La Religión” por las palabras “El Fútbol”.

Esperemos que se actúa a tiempo y ese pronóstico quede solo en vanas palabras.

No hay comentarios: